De qué se trata
Año europeo de la creatividad y la innovación

2009 es el Año europeo de la cretaividad y la innovación (AECI). El objetivo principal de este año es que los individuos sean capaces de apreciar el cambio como una oportunidad y aceptarlo como un reto. Este año servirá para dar un nuevo impulso a la investigación, la competitividad, el conocimiento y el fomento de las sinergias existentes y la creación de otras nuevas.

AECI

“Europa necesita aumentar su capacidad de creatividad e innovación por cuestiones tanto sociales como económicas" afirmó Ján Figel’, Comisario europeo para la educación, la formación, la cultura y la juventud.
El AECI se inaugurará oficialmente bajo la presidencia checa de la UE el 7 de enero de 2009, con una conferencia y varios actos culturales, en los que se reunirán representantes de los estados miembros con embajadores del Año europeo de la creatividad y la innovación.
En palabras del comisario Figel’, este Año será "una forma excelente de ayudar a alcanzar los retos, sensibilizando a la opinión pública, difundiendo información sobre las buenas prácticas, y estimulando la formación y la investigación.”

Creatividad e innovación

La creatividad y la innovación son las dos caras del mismo proceso. La innovación significa la realización de nuevas ideas, mientras que la creatividad representa la condición esencial previa a esa realización. Sin embargo, las comunidades creativas - como las de los artistas - y las de la innovación - como las científicas - no aparecen siempre muy integradas. Por tanto, la gran contribución del AECI será tender puentes entre las dos y poner de manifiesto lo que les une.
No son sólo los autores, sino también los usuarios los que están implicados en la innovación. Ellos son los que colaboran para modificar los productos y los servicios, para encontrar soluciones nuevas y anticipar los problemas posibles. Y más aún, los usuarios están unidos a la innovación en una relación dinámica: los consumidores represenatan el motor de innovación y a la vez, reciben la influencia de la innovación, necesitando consecuentemente nuevos conocimientos y competencias.

Aprender a pensar de otra manera

¿Podemos aprender a ser creativos? El centro escolar desempeña un papel fundamental a la hora de estimular y descubrir unas actitudes de resolución de problemas, la curiosidad y los talentos. Aunque es difícil enseñar a ser creativos, más difícil aún es no desaprovechar esa creatividad. Parece que la creatividad ha ido descendiendo paulatinamente en la educación. Esto significa que la inventiva se debe cultivar desde una etapa temprana, e irla nutriendo a lo largo de la vida y del proceso de aprendizaje.
Para crear un ambiente propicio a la creatividad, los centros deben buscar nuevas perspectivas. Las actividades que propone Primavera de Europa les pueden servir para estimular la inventiva dentro de los planes de estudio e inspirar nuevas perspectivas para enseñar y aprender sobre Europa. La campaña apoya la motivación y el sentido de la iniciativa, a la vez que ofrece una visión más atractiva de los desafíos europeos para el futuro.

Información relacionada:
Página web del AECI

23/04/2009 de: Alessandra D’Angelo